Un sueño de piedra natural en Son Oliver para altas exigencias

Finca con vistas parciales lejanas al mar

Un sueño de una casa de piedra natural que no deja nada más de desear. La vivienda está ubicado en la urbanización de Son Oliver. La playa, el aeropuerto o la capital están a pocos minutos en coche. 
La planta baja consta de un salón de aproximadamente 150 m2, un comedor adyacente de 80 m2 y una gran cocina de lujo, completamente equipada e amueblada. En dos pisos se distribuyen en total cinco dormitorios con baños. 

El salón da acceso a la terraza de 50 m2 y a la gran piscina. 

El sótano dispone de piscina interior, jacuzzi, sala de gimnasio y un bar. 

Toda la propiedad está conectado a un sistema de alarma. 

lista favoritos ubicación localidad solicitud imprimir atras

solicitar detalles por e-mail

 
* los campos son obligatorios